RSS

Diálogo epistolar

11 Abr

Dialogo

El jueves 26 de marzo escribí en Región 15 la columna “El papa y los preservativos”. Dos días después Monseñor Héctor Vargas escribió el artículo “El Papa en su viaje a África” en el Diario “La Estrella” donde hace alusión a mi escrito.

En una ciudad y en una región caracterizada por las odiosidades y las descalificaciones en donde el diálogo y la búsqueda de consensos son escasos, valoro expresamente las opiniones vertidas por el señor Obispo y rescato en sus palabras la intención de dialogar pública y respetuosamente sobre el tema.

Señalé que las declaraciones del Papa en África respecto a que “el preservativo no es solución para la prevención del Sida” habían causado asombro pues se realizaban en un continente con más de 26 millones de infectados con el virus del VIH y que aquello había sido replicado por distintos gobiernos y ONG europeas, donde algunos consideraron que sus declaraciones no eran responsables.

Monseñor expresó que en “la raíz de todo esto hay un peligroso desconocimiento de la naturaleza humana y del lugar que en ella ocupa la sexualidad”. Concuerdo con el obispo: el materialismo, el consumismo y el pragmatismo termina finalmente reduciendo la humanidad y por ende la sexualidad, a un objeto de consumo manipulable.

En este punto este diálogo se hace relevante, ya que el desafío es resolver, para nuestro país y nuestra región: ¿cómo hacemos para que las niñas, niños y jóvenes comiencen su vida de afectos y sexualidad con humanidad, compromiso, responsabilidad y amor?

Un camino importante es dialogar, como en este dialogo epistolar, sin ubicarnos en posiciones antagónicas, respetando los argumentos del otro. La belleza humana se expresa en la diversidad, en el respeto por el otro y en el aprendizaje del amor.

La naturaleza humana es sinónimo de diversidad y no es conveniente sesgar de plano una opinión -tampoco las de ONG y gobiernos europeos de signos políticos distintos como el alemán, francés o español, referidas a políticas de salud públicas-, por otra que se alce como verdad absoluta.

La propuesta es simple, la lucha contra el VIH-Sida no puede estar enfocada en una disputa religiosa, sino en el plano de usar todos los medios en la prevención del mal: la abstinencia sexual, la pareja única, y el preservativo como otro medio de prevención científicamente comprobado que evita el contagio.

Esto es particularmente relevante en las políticas de salud pública orientadas especialmente a los jóvenes.

Las creencias personales de católicos y de gente de todos los credos deben ser respetadas. Como cristiano considero que la prédica del Papa y del señor obispo, sería más eficaz en la prevención, si el uso de preservativos no fuese desestimado.

 
Deja un comentario

Publicado por en abril 11, 2009 en Actualidad

 

Etiquetas: , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: