RSS

Volver a los 16…(Violeta vuelve a los 17…)

08 Mar

Volver a los 16

“…Soy Mujer…y con eso me basta y aprendí al fin que para eso nací y que no tengo que pedir perdón ni justificar…Soy mujer … y con eso me basta Y paseo por la calle mi escote entendiendo que es el símbolo de mi maternidad sagrada y no una ofrenda barata esperando ser bien remunerada Soy mujer … y con eso me basta.”

“…Y sentir profundo como un niño frente a Dios”…

Abrieron sin culpa el vientre de la niña en flor

Para arrancar la vergüenza

Que aquel cuerpo…también de niño…

Había dejado en el suyo con amor

Lo sacaron de su tibia cuna

…Llorando de sangre …

A la hora en que el  Sol se murió

Y le pusieron un crespón negro a la niña

Par marcar su frente … su vida

La orden … olvidar…

Y para sellar el olvido en la conciencia

La lápida condena:”Aquí yace lo que nunca existió”

Llora el vientre abierto de la niña en flor

Esperando la respuesta que nunca llegó

Cargando la culpa de haber florecido en el desierto

Buscando en todos los ojos

Los ojos que nunca encontró

Afirmándose el crespón negro en su frente

Para recordarse siempre que ya olvidó

Llora de sangre el vientre abierto de la niña en flor

Cada vez que llega la hora en que el Sol se murió.

“…eso es lo que siento yo…en este instante fecundo…se va enredando…enredandó”…

 
3 comentarios

Publicado por en marzo 8, 2009 en Cultural

 

Etiquetas: , , ,

3 Respuestas a “Volver a los 16…(Violeta vuelve a los 17…)

  1. Maggie

    marzo 9, 2009 at 11:48 am

    Felicitaciones, muy lindo, y asi debo aprender yo a asumir y sentirme feliz…porque soy mujer..me encanto…..

     
  2. Antonella

    marzo 9, 2009 at 4:29 pm

    Que bueno que compartas con nosotras sentimientos latentes de un pasado triste, pero a la larga enriquecedor. Es una forma de cerrar un poquito la herida…

     
  3. Djts

    marzo 12, 2009 at 12:59 am

    Se dice que la verdadera muerte es el olvido y que la vida yace en la memoria. El sol no ha muerto, sigue apareciendo cada mañana, para traernos el desayuno en el abrazo de las nuevas florecillas que vinieron a dar un nuevo sentido a esa niña de 16 que aún perdura.
    El dolor se transforma en amor y el recuerdo no es sangre, es vida.

    Hay una canción de Jorge Drexler que dice: “Nada es más simple, no hay otra cosa. Nada se pierde, todo se transforma”

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: