RSS

Secretos de MUJERES (Archivos desclasificados)

08 Mar

Femenina

Nada de re-sentimientos entre las mujeres y los hombres.

No somos competencia. Somos complemento. Pero a veces las relaciones no funcionan porque no es fácil conocer nuestras esencias y porque pareciera ser que vamos al revés. Al fin, así como hay clubes de Toby, también hay de Lulú, y es ahí, en esos espacios, donde nos sinceramos. Hoy por ser el día de la MUJER entregaré algunas claves. Varias congéneres me apoyaron con sus experiencias, todas felizmente habitando sus vidas, no hay desquite de ningún espectro ni terrícola ni cavernícola configurado entre dos piernas peludas o peladas. Siempre recordamos las anécdotas de nuestras historias y aquí va el resumen de las vidas de varias mujeres.

No es necesario que se midan el pene para creer que con centímetros más o centímetros menos nos van a conquistar. De repente es una actitud adolescente, pero cuando van pasando los años queda para los hombres inseguros, los masajistas eróticos, los prostitutos o los bailarines nocturnos que necesitan mostrar lo bien dotados que están. Porque pueden tener un buen tamaño y a la hora de los quiubos hay que rezarle hasta los santos para que se mantengan en su lugar.

Hay hombres que tienen rayones y creen que visibilizando su anatomía íntima por el messenger o en páginas de citas clandestinas, son superpoderosos y todas las mujeres los desean. Falso de falsedad absoluta. Todo se acaba cuando se apaga la sesión del computador. Las mujeres necesitamos mucho más que un hombre bien fornido y que ande mostrando el cuerpo a diestra y siniestra. Eso queda para la intimidad en la pareja. Si tuviéramos que elegir entre uno con buen cuerpo pero con una personalidad como las pelotas, y otro más o menos físicamente, pero coherente y con ángel, probablemente nos inclinemos por este último. Todo no está radicado en lo físico ni en lo sexual. Hace rato que necesitamos condimentar las relaciones con un poco de romanticismo y que nos escriban algo de poesía, que se instruyan en el arte de amar con rituales en los cerros, con aromas a palo santo, incienso y copal; y que se preocupen de cultivar su lado femenino, pero no al punto de competir con nuestras cremas de noche.

El amor y las relaciones sagradas y plenas son las que mandan. No se trata de tener largas relaciones de pareja, pero que sean honestas. Claro que si conocemos a un enfermo difícil contar con esa posibilidad, porque apenas lo dejemos solo dará rienda suelta a sus insatisfacciones, buscando cualquier cosa que lo saque de la represión autoimpuesta.

Recojo la opinión de varias contertulias. Nos gustan los hombres limpios, nada de malos olores; que tengan alguna delicadeza como servirnos al menos un café, hace rato que el troglodita dejó de ser interesante; que no nos usen como objetos, pues cuando hay una relación prefabricada se destruye con el mínimo esfuerzo; que no nos mientan, que la mentira tiene patas cortas; que no tiren toda la carne a la parrilla a la primera de cambio, pues es bueno dejar algo a la imaginación y que no se quiebren con sus historias de auto último modelo ni de chequeras abultadas, que pasa a ser muy ordinario. Otros hacen castillos en el aire, generan miles de viajes y pintan futuros inexistentes, que se desinflan al menor pinchazo.

No es buena referencia el hombre que después de terminar con una pareja anda pelándola por todos lados. No falta el que se queja diciendo que dejó a la “mina” por vieja, porque se le había caído hasta el poto y era mala para la cama; porque era loca y promiscua, etc. Cualquier razón habla muy mal de él mismo. Los caballeros no tienen memoria, pero los rascas y mulas tienen una memoria fantasiosa, digna de novela. Caso aparte son los hombres que a la hora del término de una relación cobran hasta los regalos que hicieron para el cumpleaños y hasta el de la Navidad. Así tienen como reciclar obsequios para su próxima conquista, donde dirán nuevamente que es algo exclusivo.

La ley pareja no es dura. Si las mujeres somos gordas mirarán para el lado en forma automática, qué decir si tenemos arrugas o con el tiempo se nos empieza a caer poco a poco nuestra humanidad del lugar en que estaba originalmente ubicado.  Y ellos no se miran la panza, ni las patas de gallo, ni las papadas, ni las canas, ni las espinillas, ni los pelos de la nariz, ni las patas flacas, ni los traseros diminutos, ni los años que se les vienen encima. Algunos se desubican en el contexto, haciéndonos sentir mal y dejando nuestra autoestima picada en cuadritos. Así se sienten poderosos cuando empezamos a anularnos y terminamos como zombies, cumpliendo lo que desean, pues poco a poco empiezan a meter la puntita en nuestras decisiones y después no hay como detenerlos.

Queremos a un hombre que nos acepte, con el cual no tengamos miedo de ser nosotras. Que deje las críticas, las comparaciones y el deseo incesante de enviarnos al siquiatra. Buscamos una dulce resistencia frente a nuestros caprichos, para que luego de un sutil forcejeo nos consientan, asintiendo a nuestras peticiones. Que sean suaves, cariños acompañados de un abrazo fuerte, un hombre que sepa que algo nos pasa e insista en averiguarlo. Que vaya más allá de la piel, que deje de mirar con ojos morbosos muestras pechugas y traseros. Que tenga un tiempo para mirar el alma, que es lo único que no envejece.

En este día necesitamos ser las reinas sin corona, con hombres de verdad, que deben las bobadas para sus otras vidas, que compartan los sueños, que tengan tiempo para el amor, que vuelen junto a nosotras, caso contrario, no queda más remedio que apretar el interruptor. Más vale estar solas que mal acompañadas.

 
14 comentarios

Publicado por en marzo 8, 2009 en Bajo la lupa

 

Etiquetas: , , , , , ,

14 Respuestas a “Secretos de MUJERES (Archivos desclasificados)

  1. María José

    marzo 8, 2009 at 11:02 am

    Excelente artículo!
    Me encantó y es imposible no sentirse identificada…
    Fuera los trogloditas insensibles.
    Abajo los chantas, los mulas, los que se las dan de bakanes y son pura boca
    Más aún ellos que sueñan con cosas inexistentes.
    Las mujeres no somos idiotas, Gracias a Dios, y queremos hombres que nos valoren y nos regaloneen.

    Un beso y Feliz Día de la Mujer!!

     
  2. angélica

    marzo 8, 2009 at 12:35 pm

    Feliz día a todas!!!!!!!!!!
    Bien Ada. gracias por tus palabras es taaaan cierto lo que escribes y es tan bueno leerlo así tan claramente.
    un abrazo.

     
  3. SOLEDAD MARINO

    marzo 8, 2009 at 2:01 pm

    Felicitaciones, bueno tu articulo, me gusta como escribes, pero siento que hay un poco de cinismo resentimiento de tus amigas, pensando en el día de la mujer no todos los hombres son así gracias a dios.
    Me gustaría agregar que como mujer me identifico pero también se que a veces nosotras somos iguales o peores que esos hombres que describes.
    Te leo siempre y me gusta cuando describes el amor.
    Saludos

    SOLE

     
  4. Ada Angélica Rivas

    marzo 8, 2009 at 2:17 pm

    Soledad. Efectivamente no todos los hombres son así y … menos mal. Re-sentimiento seguro que queda cuando quien podría hacer sido nuestro complemento, al fin se convierte en un ser mapipulador y destructivo. En las conversas de mujeres a veces salen a reflotar una historias dignas de novela, lo mismo debe suceder con los grupos de amigos. Y como en todo historia están los malos y los buenos.
    Saludos
    Ada

     
  5. Mariana

    marzo 8, 2009 at 2:20 pm

    Hay cada especimen…yo conocí uno que nunca me dijo que era bisexual y adicto a la pornografía virtual y teléfonos eróticos. Tenía los mismos discursos y palabras bonitas para todos y todas. Hasta que descubrí al cínico…

     
  6. Norma

    marzo 8, 2009 at 4:32 pm

    si es verdad no todos son iwales pero la gran mayoria se dan de galan para engatusar y despues te salen con los peros, y tu… etc…
    por eso ia no nos dejemos engañar y hay q esperar q llegue ese galan y jamas comportarnos como ellos para q tampocos los perdamos
    saludos,,,
    chao

     
  7. claudia

    marzo 8, 2009 at 7:13 pm

    Excelente articulo….todas en algún minuto de nuestra vida nos hemos encontrado con alguno de esos especimenes….que por un tiempo logran su objetivo, el vernos con nuestra autoestima por los suelos….hasta q finalmente en una rafaga de cordura logramos poner fin a ese momento.

    Sin embargo, siento que el fantasma de volver a encontrar a uno igual en ocasiones no nos dejan ver que no todos tienen que ser iguales….xq deben haber algunos de los buenos o no???

    Muchos cariños

     
  8. Frida Montana

    marzo 8, 2009 at 8:00 pm

    “Cuídate de hacer llorar a una mujer. pues Dios cuenta sus lagrimas….La mujer salió de la costilla del hombre, no de los pies para ser pisoteada. Ni de la cabeza para ser superior, sino del lado para ser igual. Debajo del brazo para ser protegida, y al lado del corazón para ser AMADA”.

     
  9. Alejandro M.C.

    marzo 9, 2009 at 12:55 am

    “…pero también se que a veces nosotras somos iguales o peores que esos hombres que describes.”

    NOTABLE

    Saludos y felicitaciones por la nota, faltaron los pedorros y chanchorros.

     
  10. Marilyn R.T.

    marzo 9, 2009 at 5:27 pm

    Querida Ada, excelente artículo me siento muy representada en esas palabras tan bien escritas, sobre todo porque yo tuve uno de esos hombres peladores el que después de terminar con el matrimonio me peló a diestra y siniestra y me sacó en cara hasta el cepillo de dientes que me compró jajaj pero bueno tu sabes libre ya de tanto dolor (gracias a Dios) puedo decir que hay otros hombres muy distintos, pero pocos que si valen la pena, lástima que son muyyyy escasosss. Feliz día querida amiga y sigue así escribiendo preciosa y exquisitamente perfecto. Un beso y a tu familia es un honor tenerte como amiga aunque estemos tan lejos, desde Temuco vaya todo lo bueno para ti.

     
  11. julio

    marzo 9, 2009 at 9:36 pm

    No todos los hombres somos así, yo siempre he respetado a mi pareja y estimo que ésa es la única forma de tener una buena relación, con amor y no hacer a los demás lo que no queremos que nos hagan a nosotros mismos.

     
  12. Ada Angélica Rivas

    marzo 10, 2009 at 1:54 pm

    Por email recibo la queja de un hombre. Le aclaro que lo escrito es una caricatura simpática, matizada con algunas vivencias. Nada más. Las malas experiencias son bienvenidas, pues es parte del crecimiento que nos ayuda a ser mejores y más completas. Los recuerdos anecdóticos se suman en todas las conversas entretenidas en que nos reímos de las metidas de pata y de lo poco asertivas que hemos sido a veces. De los seres humanos exquisitos que conocemos también hablamos y ocupan todo nuestro tiempo. Pues procuramos llenarnos de buenos recuerdos, de ser solidarias y más felices cada día. Es cosa de mirarnos la cara, la felicidad se nota en los ojos.

     
  13. Héctor

    marzo 22, 2009 at 11:49 pm

    Hola:

    Creo que los hombres hemos perdido ese “toque” de cortejar a las mujeres y conquistarlas. Me quejo de ello ya que vemos gañanes por todos lados creyendo que son alfas.
    Tienes razón, nos falta la poesía y el romanticimo, para resacir en algo estos desatinos, mando una flor a todas
    —@

     
  14. soniaraquel

    abril 3, 2009 at 9:04 pm

    más vale tarde que nunca , recien termine de leer este articulo , muy bueno , diferentes eperiencias y puntos de vista , me gusto el comentarío de soledad marino…“…pero también se que a veces nosotras somos iguales o peores que esos hombres que describes.” , tengo la fortuna de conocer hombres que solo se ven en los sueños , asendosos , generosos,guapos , caballeros y todo lo que queremos , siii existen , pero …. para querer al resto hay que comenzar por querece uno misma , y todo funciona en su justa medida

     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: